Comunicación y la reformulación del lenguaje científico

0
164

​La ciencia se ha convertido en la actividad que más exalta la evolución de la humanidad, pues basada en procedimientos y metodologías ha permito la formulación de leyes y teorías que permiten mejorar el nivel de la calidad de vida de los individuos; con la creación, por ejemplo, de antibióticos, plásticos, alimentos industrializados o sustancias que permiten que los elementos de la naturaleza perduren más tiempo.

​Es indiscutible que el trabajo científico no puede ser llevado a cabo por cualquier persona, se necesita una instrucción especializada. Sin embargo, eso no significa que los resultados de dicho ejercicio no sean de interés público, ya que necesitan ser socializados de una manera más sencilla para que quienes no pertenecen al gremio estén interesados de los avances en esta materia, por esa razón la ciencia acude a la comunicación.

​El trabajo de la comunicación en esta materia es convertir la información de trama compleja en un mensaje que resulte más accesible para el público. Se trata de una reformulación del lenguaje científico sin cambiar su esencia. A esta tarea se le ha denominado divulgación científica.

​La divulgación científica es necesaria en toda sociedad y más si se trata de una democrática, pues los sujetos que la conforman requieren conocer los conceptos, la información y los descubrimientos emanados de la ciencia para poder tener una opinión informada; además de que se trata de un aspecto cultural, ya que proviene de la naturaleza humana pero a la vez enriquece a la misma, razón por la cual México cuenta con una institución especializada en ello: La Sociedad Mexicana para la Divulgación de la Ciencia y la Técnica.