igv_buenfin_06

El Buen Fin ya comenzó y con ello las deudas futuras de los compradores poco cautelosos. De acuerdo con un estudio de Consulta Mitofsky, tres de cada cuatro personas cree que las ofertas de El Buen Fin son falsas y sólo suben los precios y sólo 10 por ciento de los consultados opina que las ofertas de son mejores que en años anteriores.

En 2015, sólo 31 por ciento de las personas planeó hacer compras en El Buen Fin, pero este discurso quedó en meras intenciones, ya que las ventas crecieron 10 por ciento respecto a 2014, sumando 80 mil millones de pesos, y este año se espera que las ventas crezcan 5 por ciento, es decir, 4 mil millones de pesos más que en 2015.

De acuerdo a un estudio de la firma reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, este año los números son los siguientes: 27 por ciento de quienes planean comprar en el Buen Fin harán compras superiores a los 5 mil pesos y 19 por ciento no tiene definido cuánto puede gastar, lo cual suele tener un impacto negativo en las finanzas personales.

Por estas razones queremos darte 3 tips vitales para salir victorioso de esta etapa de compras desenfrenadas:

1. Verifica. Internet es una buena herramienta para comparar precios antes de que salgan las ofertas o bien, darse una vuelta para checar artículos y precios antes de que se saturen las tiendas.

 

“Antes de pensar en comprar algo, desde un helado, un automóvil o una casa hay que hacerse dos preguntas:¿lo necesito? ¿lo puedo pagar?”, recomienda Abundiz.

No te olvides de leer detalladamente la información y características del producto Debes conocer a profundidad los detalles del producto que estás por comprar para asegurarte de que encaja con tus gustos o necesidades.

Si compras por internet, revisa bien las condiciones de compra Antes de comprar el producto debes cerciorarte de las condiciones del pago y los tiempos de envío, así como de las políticas de compra para evitar alguna mala experiencia.

2. Compara. Ocupa el tiempo necesario para cotizar con diversos proveedores ese producto tan anhelado. Recuerda que la primera opción no siempre es la mejor. Determina la espera para poder tomar una decisión y elegir el de mejor precio y mejor calidad.

Lo creas o no, hay veces que la diferencia de precios es abismal y absurda de una tienda a otra. De esta forma te podrás convertir en un comprador inteligente, en lugar de uno compulsivo.

3. Analiza si realmente necesitas lo que vas a comprar. Detente un segundo y piensa si realmente necesitas el artículo que vas a comprar. Muchas veces compramos por inercia o porque es El Buen Fin. Hoy en día vivimos momentos difíciles e inestables económicamente, y muchas veces no sabemos si el próximo mes tendremos para pagar las tarjetas de crédito o para subsanar una deuda que adquiramos el día de hoy.

Recuerda ser inteligente en tus compras, no compres solo por comprar. Adquiere lo que necesitas, y sólo si encuentras una buena oportunidad. No tenemos suficientes dedos para decirte cuántos casos escuchamos todos los años de personas que hacen compras por impulso y terminan por venderlo por la necesidad que tienen de pagar sus deudas. No te dejes llevar por la mercadotecnia.

Compartir
Artículo anterior5 países que replican el Black Friday
Artículo siguienteEl Buen Fin en Números
Doxia México, es una consultoría especializada en comunicación que proveé soluciones estratégicas a los problemas de sus clientes. Para Doxia México cada cliente es único, nos preocupamos por cumplir y satisfacer sus necesidades y requerimientos, mediante el uso del pensamiento estratégico; el cual busca construir espacios donde el cliente pueda lograr sus objetivos y se integre con éxito en su contexto de manera innovadora y creativa.